Pollo tandoori

Uno de los menús hindúes más famosos es el “pollo tandoori”. Este plato es muy famoso en la comida internacional debido al sabor único que tiene. Esta receta consiste en dejar reposar o marinar el pollo en yogurt y algunas especias llamadas “tandoori masala” las cuales son muy populares en la ingesta de India y Pakistán.

Estas especias ya se pueden comprar listas en algunos supermercados, pero también se pueden preparar en la casa. Solo se necesitara un horno corriente y algunas verduras y especias que podemos encontrar con facilidad.

Para la elaboración de este menú “pollo tandoori” se necesitaran los siguientes ingredientes:

  • 4 Muslos de pollo (dependiendo de la cantidad de personas)
  • 1 Yogurt natural
  • Medio limón
  • Pimentón dulce
  • Cúrcuma (colorante natural)
  • Pimienta negra
  • Comino molido
  • Ajo triturado
  • Jengibre
  • Cilantro
  • Pimentón picante
  • Canela
  • Clavitos
  • Sal

Este menú se prepara la siguiente manera:

1- Echamos todas las especias molidas en un mortero, junto con el yogurt natural y el zumo de limón, utilizamos el mortero para obtener una pasta de color rojo o rojizo, luego sumergimos los muslos en esta pasta hasta que se impregne el sabor en ellos, es recomendable que se pinchen los muslos para que la mezcla   preparada pueda entrar mejor. (Los muslos deben estar untados uniformemente).

2- Luego de que los muslos estén totalmente cubiertos con esa mezcla se procederá a buscar un recipiente que sea refractario, es decir, que aguante temperaturas elevadas,  luego colocamos los muslos en el recipiente  y  los dejamos marinar por toda una noche.

3- Al día siguiente se precalentara el horno a una temperatura de 180 °C, es decir, cuando el horno alcance esta temperatura es que se meterá el pollo al horno. Es importante que cada 10 minutos se den vuelta a las presas para que se cocinen por todos lados.

Aproximadamente en 45 minutos los muslos estarán crujientes y estarán listos para servir, comer y disfrutar.

Tiras de pollo al limón

Una receta rápida y fácil de preparar ya que no tiene muchos ingredientes complicados de conseguir.

Solo necesitamos:

– 4 filetes grandes de pechuga
– Un poco de Harina de maíz refinada
– 2 huevos
Y si queremos una buena salsa:  4 cucharaditas de harina de maíz refinada, 4 cucharadas de zumo de limón,  2 cucharadas de salsa de soja , 4 cucharadas de vino blanco y por ultimo 4 cucharadas de azúcar.

No hay muchos secretos cuando de pollo se trata, ya que la salsa será la que le de el toque a nuestro plato.

1.- Pasamos los filetes de pechuga por huevo batido y después por harina de maíz refinada.

2.- En fuego alto freímos estos como si fuera una pechuga normal de pollo.

3.- Para darle mas estilo a nuestro plato cortamos el pollo en tiras gordas que darán mas gusto al pollo.

4.- Ahora hacemos la salsa mezclando el resto de los ingredientes, diluyendo la harina de maíz refinada con algo de agua. En un recipiente lo colocamos al fuego y le damos un hervor, cuando vemos que se reduce ya debe estar bien.. Nuevamente salteamos  los filetes de pechuga  y a la mesa.

Para hacer de este un plato principal podemos agregar rodajas de papas y conseguiremos un plato liviano que guste a todos y que aseguramos llenar a cualquier comensal.

Además, como entrada, puede servirse en cubos pequeños acompañado de jamón y queso, por ejemplo.

Pollo en salsa de maní y coco

Para preparar la receta de pollo en salsa de maní y coco necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo deshuesadas cortadas en cuadros
  • 200 ml de leche de coco
  • 3 cucharadas de mantequilla de maní
  • 2 cucharadas de salsa de soya
  • Unas gotas de limón
  • Una pizca de sal y pimienta
  • Aceite de sésamo para saltear el pollo
  • Pasta de curry
  • Media cebolla morada picada en cuadritos
  • 1 tomate mediano picado en cuadritos
  • 2 dientes de ajo picado bien pequeñito
  • 1 pedazo de jengibre del tamaño de los dientes de ajo, picados también
  • ¼ de taza de agua o caldo de pollo (preferiblemente)
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • Media cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de aceite de maní

 

Y a continuación, su preparación:

En una olla agrega el aceite de maní, el ajo y jengibre, revuelves y luego agrega la cebolla morada, para incorporar el tomate y una pizca de sal, dejas cocinar un par de minutos y añade  todas las especias como la pimienta de cayena, el comino y la cúrcuma. Revuelve y agrega el agua/caldo, baja el fuego y deja cocinar 10 minutos (agrega agua si es necesario). Retira del fuego y pasa este mini-guiso por una licuadora o un procesador de alimento para que se convierta en una pasta y vuélvela a poner en la misma olla. Cuando comience a hervir, agrega la mantequilla de maní, la salsa de soya y la leche de coco, revuelve bien hasta mezclar y deje reposar.

También saltea las pechugas en el aceite de sésamo en una sartén que esté muy caliente, cuando haya sellado bien por todos lados incorpora la salsa de maní y leche de coco. Deja que hierva unos pocos minutos y retira del fuego, antes de servir ponle unas gotas de limón y algo de cebollín y cilantro frescos. Se acompaña con arroz blanco, vegetales o con pan