Chupe de pollo

¡Como preparar chupe de pollo!

Ingredientes

Para este chupe de pollo van a necesitar:

· Caldo de Pollo 2 tazas por persona mínimo

· 1 Pechuga de pollo.

· Nata Crema de leche

· Aceite de oliva al gusto.

· 3 dientes de ajo triturado.

· 1/2 cebolla bien picadita.

· 1/2 tallo de ajo porro en julianas.

· 1/2 tallo de celery bien picadito.

· 1 mazorca de maíz natural.

· Mix de picante.

· Queso blanco en cuadritos . Puede ser queso feta

· Cilantro al gusto.

· Sal al gusto.

Ingredientes para el caldo de pollo:

· 1 tallo entero de puerro

· 1 tallo entero de apio.

· 1/2 pimiento

· 1/2 cebolla entera.

· Caparazón cuello, patas y otros huesos de pollo.

Ingredientes para el mix de picante:

· Aceite de oliva.

· Chile o ajií picante criollo.

Preparación

Haciendo el caldo de pollo:

1. Yo lo hago con media cebolla, un tallo de puerro, otro de apio y medio pimiento.

2. Pongan el caparazón, cuello, patas y otros huesos del pollo a sancochar en agua junto con estos ingredientes y llévenlo a un hervor.

3. Procuren retirar la espuma y el exceso de grasa que se van formando en la superficie a medida que se hace el caldo. Lo pueden hacer con una cuchara o un pequeño colador.

4. Manténganlo por 20 minutos y retiren del fuego. Cuelen, dejen enfriar y pongan aparte. A este caldo no se le agrega sal.

Haciendo el mix de picante:

1. Coloca media taza de aceite de oliva en una licuadora y el chile o ajií picante criollo. Licúa hasta lograr una consistencia aceitosa. Si está muy espeso, agrega más aceite.

Haciendo el chupe:

1. En una olla, pon el ajo, la cebolla, el puerro y el apio en aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente, agrega el caldo de pollo, la pechuga y la mazorca de maíz. Cocina a fuego medio hasta que la pechuga esté lista.

2. Retira la pechuga y la mazorca. Desmenuza el pollo en el tamaño de tu preferencia. Desgrana la mazorca y ponla aparte. Agrega la sal a gusto. Justo aquí se toma una decisión clave: Si se cuela o no el caldo.

3. Si no lo cuelas, agrega el maíz y una lata de nata. Revuelve a fuego lento por unos 2-3 minutos hasta que la crema se incorpore por completo (más tiempo y la nata se espesa demasiado y se arruina el plato). Al servir, pon cilantro picadito (justo al servir), queso blanco criollo y un chorrito del mix de picante.

4. Si lo cuelas, el procedimiento es diferente. En una ollita aparte, pon aceite de oliva y ajo porro picadito. Cuando luzca bien, agrega el colado del caldo. Luego, agrega el pollo desmenuzado, el maíz y la nata. Al servir, agrega el cilantro picadito, el queso blanco criollo y un chorrito del mix de picante.

5. El chupe de pollo colado es más rico porque el puerro y el aceite de oliva están frescos, pero es un poco más trabajoso. Es tu decisión.

Muslos de pollo rellenos de espinaca, ricota y nueces

La versatilidad del pollo permite crear un sinfín de recetas para complacer a todos los gustos mediante su combinación con cantidad de ingredientes. En esta oportunidad se fusionará con la frescura de la espinaca y las texturas opuestas del ricota y las nueces, arrojando como resultado unos ricos muslos de pollo rellenos de espinaca, ricota y nueces.

Ingredientes:

  • 4 muslos de pollo grandes
  • 1 atado espinaca
  • 200 gr de ricota
  • 4 nueces enteras deshuesadas
  • 2 cucharadas queso crema
  • Un poco de perejil fresco
  • Sal, pimienta, nuez moscada (cantidades necesarias)
  • Miel, salsa de soja , naranja y triple sec

Procedimiento a realizar:

1. Para el relleno: blanquear la espinaca, escurrirla y picarla para mezclarla con la ricota desgranada y las nueces finamente picadas; aderezar con un toque de sal, nuez moscada y perejil fresco perfectamente unido con las dos cucharadas de queso crema. Reservar.

2. Se procede a abrir los muslos por la zona más fina, deshuesar y salpimentar. Cuidando de dejar 1 cm libre en cada extremo que facilite el cierre, se toma con la mano el relleno y se coloca a lo largo del pollo abierto. Se enrollan y cierran con ayuda de escarbadientes (4) para conservar la forma.

3. Una vez que se tengan todos armados se procede a colocar al fuego un poco de aceite en una sartén para sellar bien – el punto exacto es cuando la piel del pollo este dorada- en una asadera se lleva al horno con el mismo jugo que generó en la sartén, pero sólo un poco, pues es necesario dejar también en la misma para caramelizar al final. La duración en el horno es de aproximadamente 20 minutos.

4. Acto seguido de que se verifique la cocción se reintegran los muslos a la sartén donde se le agregan además las dos cucharadas de miel, una cucharada de jugo de naranja, dos cucharaditas de salsa de soja y 50 cc de triple sec al jugo guardado.

5. Servir preferiblemente con una ensalada fresca de repollo blanco, lechuga crespa y tomates cherry.

Alitas de pollo a la barbacoa

Las alitas de pollo a la barbacoa es un plato muy sencillo y económico de hacer, además les llega al corazón de cada persona que las consume, y es que el secreto de esta receta simplemente esta es en la salsa, este es el toque mágico que hace que una pequeña alita sea una exquisitez.

Esta salsa solamente se basa en un sabor agrió-dulce combinando la salsa ketchup con mostaza, vinagre soja y miel. Se suele acompañar con  costillas de cerdo también.

A continuación damos paso a conocer cómo podemos elaborar nuestras alitas de pollo a la barbacoa.

 

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo (frescas y limpias).
  • 2 cebollas pequeñas y 2 cucharaditas de ajo.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 100 ml de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • 2 cucharadas de salsa inglesa.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 100 ml de miel concentrada.
  • 250 ml de salsa tomate casera.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 200 ml de agua
  • 150 ml de ketchup

Ahora bien, conociendo los ingredientes para nuestra receta, que son muy familiares y los podemos adquirir fácilmente damos paso a la preparación de las alitas y la salsa. Recomiendo que usemos las salsas de la marca Heinz y Kraft que los podemos adquirir en el mercado.

 

Preparación de la salsa:

Paso 1: Se corta muy finita la cebolla, agregamos las 2 cucharaditas de ajo y en una cazuela grande vamos a añadirle la cucharada de mantequilla y un poquito de aceite de oliva, este proceso lo dejaremos unos 4 minutos a fuego lento hasta que adquiera una forma transparente y blanda.

Paso 2: Una vez apagada la cazuela procedemos a añadir las salsas y los demás ingredientes por partes: primero añadiremos la salsa de soja, salsa inglesa, mostaza y ketchup. Luego removemos bien hasta que se concentren todos los sabores, nuevamente colocamos la cazuela a fuego lento y agregamos la salsa de tomate casera, la pimienta y sal, agua y los 100 ml de miel concentrada

Paso 3: Pasado 5 minutos seguimos cocinado a fuego lento, procedemos a remover para que la mezcla vaya adquiriendo espesor, esta opción depende al gusto de cada quien si quieres que te quede algo liquida tienes que darle más paso y seguir mezclando o si no solamente la dejas cocinar a fuego lento.

 

Preparación de las alitas al horno:

Paso 1: El corte de las alitas depende al gusto de cada quien si quieres cortarlas y separar el muslos de la punta, lo haces o si no simplemente las dejas enteras indiferentemente es igual, solamente que separadas te rinden más. Después de haberlas cortado las condimentamos con la sal y pimienta

Paso 2: Colocamos las alitas en un molde y procedemos a untarle la salsa, este paso es vital porque las alitas tienen que quedar bien untadas si es necesario podemos untarlas con brocha o cualquier instrumento que nos sea útil.

Paso 3: Metemos las alitas al horno a una temperatura de 180° C durante unos 25-30 minutos (cuando las alitas vayan a mitad del horneado debemos darle vuelta a las alitas para mejor cocción y queden dora-ditas por ambos lados).

Paso 4: Finalmente bajamos las alitas del horno, y las podemos acompañar con unas buenas papas fritas y untarle más salsa de la que nos quedó, para disfrutar de un buen plato de comida al estilo Americano.

¡BUEN PROVECHO!