Alitas de pollo a la barbacoa

Las alitas de pollo a la barbacoa es un plato muy sencillo y económico de hacer, además les llega al corazón de cada persona que las consume, y es que el secreto de esta receta simplemente esta es en la salsa, este es el toque mágico que hace que una pequeña alita sea una exquisitez.

Esta salsa solamente se basa en un sabor agrió-dulce combinando la salsa ketchup con mostaza, vinagre soja y miel. Se suele acompañar con  costillas de cerdo también.

A continuación damos paso a conocer cómo podemos elaborar nuestras alitas de pollo a la barbacoa.

 

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo (frescas y limpias).
  • 2 cebollas pequeñas y 2 cucharaditas de ajo.
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 100 ml de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • 2 cucharadas de salsa inglesa.
  • 2 cucharadas de salsa de soja.
  • 100 ml de miel concentrada.
  • 250 ml de salsa tomate casera.
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 200 ml de agua
  • 150 ml de ketchup

Ahora bien, conociendo los ingredientes para nuestra receta, que son muy familiares y los podemos adquirir fácilmente damos paso a la preparación de las alitas y la salsa. Recomiendo que usemos las salsas de la marca Heinz y Kraft que los podemos adquirir en el mercado.

 

Preparación de la salsa:

Paso 1: Se corta muy finita la cebolla, agregamos las 2 cucharaditas de ajo y en una cazuela grande vamos a añadirle la cucharada de mantequilla y un poquito de aceite de oliva, este proceso lo dejaremos unos 4 minutos a fuego lento hasta que adquiera una forma transparente y blanda.

Paso 2: Una vez apagada la cazuela procedemos a añadir las salsas y los demás ingredientes por partes: primero añadiremos la salsa de soja, salsa inglesa, mostaza y ketchup. Luego removemos bien hasta que se concentren todos los sabores, nuevamente colocamos la cazuela a fuego lento y agregamos la salsa de tomate casera, la pimienta y sal, agua y los 100 ml de miel concentrada

Paso 3: Pasado 5 minutos seguimos cocinado a fuego lento, procedemos a remover para que la mezcla vaya adquiriendo espesor, esta opción depende al gusto de cada quien si quieres que te quede algo liquida tienes que darle más paso y seguir mezclando o si no solamente la dejas cocinar a fuego lento.

 

Preparación de las alitas al horno:

Paso 1: El corte de las alitas depende al gusto de cada quien si quieres cortarlas y separar el muslos de la punta, lo haces o si no simplemente las dejas enteras indiferentemente es igual, solamente que separadas te rinden más. Después de haberlas cortado las condimentamos con la sal y pimienta

Paso 2: Colocamos las alitas en un molde y procedemos a untarle la salsa, este paso es vital porque las alitas tienen que quedar bien untadas si es necesario podemos untarlas con brocha o cualquier instrumento que nos sea útil.

Paso 3: Metemos las alitas al horno a una temperatura de 180° C durante unos 25-30 minutos (cuando las alitas vayan a mitad del horneado debemos darle vuelta a las alitas para mejor cocción y queden dora-ditas por ambos lados).

Paso 4: Finalmente bajamos las alitas del horno, y las podemos acompañar con unas buenas papas fritas y untarle más salsa de la que nos quedó, para disfrutar de un buen plato de comida al estilo Americano.

¡BUEN PROVECHO!

Milanesa de pollo a la parmesana

Muchas veces nos preguntamos cómo elaborar una receta sabrosa, natural y exquisita. Y es que para deleitarnos con un sabor natural autóctono y fácil de preparar no necesitamos ir a un restaurante ya que podemos preparar nuestra propia receta y ,mejor aún, le podemos añadir características e ingredientes que más nos gusten.

Primero que todo, antes de elaborar una receta propongo que conozcamos más acerca de esta receta; de donde proviene, cuál es su  ingrediente principal, etc. Y es que esta es una receta de origen italiano y la podemos encontrar en cualquier esquina de la ciudad así como en el más pequeño pueblo. Además, este delicioso plato lo podemos acompañar con una interesante ensalada, puré de papa, arroz y otros contornos que a ustedes les gusten.

A continuación damos paso a conocer cómo podemos elaborar nuestra propia milanesa de pollo a la parmesana.

Ingredientes:

  • 4 milanesas de pollo (preferiblemente grandes).
  • 4 tomates maduros y grandes, o 2 latas de tomate de 250g.
  • 250g gramos de orégano seco.
  • 200g de queso parmesano.
  • 250g de queso mozzarella.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • 2 dientes de ajo, o podemos usar 2 cucharaditas de ajo picado.
  • 2 cucharadas de pasta de tomate.
  • ½ taza de agua.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta para darle gusto.

 

Ahora bien, conociendo los ingredientes para nuestra receta, que son muy familiares y los podemos adquirir fácilmente en cualquier mercado, damos paso a conocer la preparación.

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es cortar en cuadros pequeños el tomate y en un caldero añadirle el aceite de oliva y colocarlo a fuego medio durante unos 5 minutos, luego añadirle las 2 cucharaditas de ajo o los 2 dientes, dejarlo cocinar a fuego medio unos 4 minutos o más, después damos paso a agregarle el orégano, la pasta de tomate, el agua, la sal y la pimienta, lo removeremos bien para empezar a concentrar el sabor y lo dejaremos cocinar a fuego lento durante 20 minutos.

Mientras esperamos los 20 minutos por la salsa damos paso a preparar las milanesas, lo primero que haremos es condimentarlas con sal y pimienta, luego las pasaremos por el huevo para después añadirle el pan rallado. Una vez que tengamos lista las milanesas las freiremos pero no por mucho tiempo solamente para que se mantenga el empanizado que le hicimos, porque debemos recordar que luego nuestras milanesas irán al horno.

A continuación acomodaremos nuestras milanesas en un molde todo verticalmente, para añadirle la salsa que elaboramos y colocarle una capa de queso mozzarella y luego añadirle otra capa esparcida de queso parmesano.

Finalmente pasaremos a hornear  nuestras milanesas a unos 180 º C durante unos 15-20 minutos para que nuestras milanesas doren más y no se arrebaten.

Pasado los 15-20 minutos sacaremos nuestras milanesas para deleitarnos de un exquisito sabor  elaborado por nosotros.

Como consejos:

  • Si queremos unas milanesas más grandes, antes de pasarlas por huevo le podemos añadir harina de trigo y dejarlas freír no por mucho tiempo
  • Podemos acompañar nuestra receta con una deliciosa ensalada capressa, papas fritas y arroz.

 

¡BUEN PROVECHO!

Envuelto de pechuga de pollo rellena con espinaca, tocineta y queso parmesano

El cocinar es algo muy fácil y sencillo que bien puede llegar a convertirse en uno de tus hobby favoritos. Podrías comenzar con esta sencilla y económica receta: “Envuelto de pechuga de pollo, rellena con espinaca, tocineta y queso parmesano”. La misma puede ser acompañada con arroz o una ensalada de patatas, zanahoria, vainita y pimiento rojo, como te lo presentamos hoy. Esperamos sea de tu agrado.

Los ingredientes son de fácil adquisición, y en conjunto, vienen a ser de gran valor nutricional. Prueba su elaboración y verás que les encantará a tus comensales. A continuación te mostraremos lo que necesitarás para servir cuatro platos:

– 1 pechuga de pollo
– 6 tiras de tocineta
– 1 manojo de espinacas
– 2 calabacines pequeños
– 250 gr de queso parmesano (puede ser también holandés o el de tu preferencia)
– 4 zanahorias medianas
– 4 patatas (papas) medianas
– 250 gr de habichuelas (vainitas)
– 1 cebolla
– 2 dientes de ajo
– 1 pimiento rojo
– 2 cucharadas de margarina o mantequilla
– Una pastilla de caldo de pollo deshidratado
– Un cucharada de perejil picadito
– Sal y pimienta al gusto

Elaboración
Filetea en lonjas finas la pechuga de pollo y salpimiéntalas por ambas caras (seis filetes aproximadamente). Lava las hojas de espinacas. A cada filete, colócales una porción de espinacas, una tira de tocineta y queso. Haz rollitos bien prensados pinchándolos con dos palillitos para que no se deshagan al freírse. En un sartén con una cucharada de margarina fríe los rollitos hasta dorarse.
Mientras, troceas las papas, zanahorias y vainitas. Pon a calentar en una cacerola una cucharada de mantequilla y pocha los dientes de ajo cortados. Agrega la cebolla picada en aros junto al pimiento cortado en tiras, un tanto anchas. Agrega las verduras, la pastilla de caldo de pollo deshidratada y añade un poco de agua.
Coce a fuego bajo por cinco minutos, remueve un poco. Deja pasar un rato hasta notar que ya estén blandas las verduras. Listo, emplata tus envueltos de pechuga de pollo rellena con espinaca, tocineta y queso parmesano. Puedes acompañarlos con las verduras y espolvorearlas con cilantro fresco o con perejil, y buen provecho…

Arroz y pollo con salsa de mostaza, miel y piña al curry

Es común que muchas veces se compran en la tienda diferentes tipos de especias que van a parar a la alacena prácticamente a ocupar espacio, o en su defecto son utilizados con muy poca frecuencia. El curry es uno de ellos, adicional a su aroma característico su sabor modifica por mucho los diferentes ingredientes con los que se fusione. Tal es el caso de la receta que se plantea en esta ocasión; un delicioso Arroz y pollo con salsa de mostaza, miel y piña al curry.

Ingredientes para dos porciones

  • 1 Pechuga de pollo grande
  • 1/4 Piña mediana
  • 1 Taza Arroz blanco
  • 2 Cucharadas Mostaza a la antigua
  • 2 Cucharadas de miel
  • Curry en polvo
  • Caldo de verduras
  • Aceite y sal

Pasos para su preparación:

  1. Se procede a preparar el arroz ya que es lo que más tarda en cocinarse; se hace de las misma forma habitual, hirviendo en agua o caldo de verduras, pero con la salvedad de que se le debe incorporar una cucharada grande de curry en polvo
  2. Durante el tiempo que dure en cocerse el arroz, se aprovecha de cortar tanto la pechuga como la piña en trozos pequeños tratando de que queden del mismo tamaño
  3. Para la salsa se mezclan las dos cucharadas de miel con las dos de mostaza removiendo hasta que queden perfectamente incorporadas. Un buen consejo para que ligue mejor, es incorporar un poco de agua caliente
  4. En un satén se calienta un chorrito de aceite para empezar a cocinar el pollo con un poquito de sal al gusto. Cuando se note que está casi hecho, se incorpora la piña, de manera que ambos se doren un poco y fusionen sus sabores

Para terminar se agrega la salsa al guiso, dejándolo reducir unos minutos. El ese momento el arroz ya debe de estar también cocido por lo que faltaría simplemente servir caliente y disfrutar.

 

 

 

 

Muslos de pollo con hinojo

A pesar de que la mayoría de las personas prefieren utilizar las pechugas al momento de probar recetas nuevas de pollo, lo cierto es que sus muslos concentran aún más sabor y son ideales para fusionar perfectamente con otros ingredientes que permitan alcanzar platos dignos de un chef, tal como en este caso, pues nunca estarán de más unos Muslos de pollo con hinojo.

Ingredientes (4 personas):

  • 8 muslos de pollo
  • 1 bulbo de hinojo
  • 3 dientes de ajo
  • 4 papas grandes
  • Media cucharadita de pimentón picante
  • 1 cucharadita de tomillo
  • La ralladura y el jugo de una naranja grande
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta negra molida

Preparación:       

En una cacerola se agrega un generoso chorro de aceite de oliva extra virgen al cual una vez caliente se introducirán  los muslos de pollo para cocer hasta que empiecen a dorar, en ese momento se incorporan los dientes de ajo y el bulbo de hinojo previamente troceados, integrando bien y removiendo constantemente hasta que juntos tomen color.

Se continúa salpimentando, agregando el tomillo y el pimentón picante, mezclando un poco antes de adicionar el jugo y la ralladura de la naranja, un vaso de agua y vino blanco hasta que queden las piezas de pollo bien cubiertas con los líquidos. Se deja cocer a fuego medio hasta que la salsa reduzca. Durante ese tiempo se pelan las papas y se cortan en rodajas que serán saladas y freídas a temperatura baja.

Llega el momento de servir, por lo que primero se debe disponer en un plato las papas en el fondo y  encima colocar los muslos con la salsa. Un excelente complemento para acompañar puede ser un arroz blanco aromatizado con pimentón rojo.

Nota: Si se quiere que la salsa quede cremosa se puede perfectamente batir; en caso contrario se sirve con las verduras enteras.

Pollo a la francesa

La gastronomía francesa es una de las más reconocidas en el mundo, sus platos se resumen como exquisiteces y aunque algunos son bastante complicados de cocinar, otros con un poco de esmero pueden ser realizados por cualquiera. De manera que se invita a aventurarse en preparar este suculento Pollo a la francesa.

Ingredientes (4 personas):

  • 4 unidades de muslos de pollo con piel
  • 4 unidades de contramuslos o cuadril de pollo sin piel
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 180 gr de panceta natural en trozos
  • 4 dientes de ajo
  • 2 ramitas de romero fresco
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 160 gr de champiñones frescos picados en trozos
  • 1 hoja de laurel
  • 75 ml de Brandy
  • 500 ml  de caldo de pollo

Preparación:

Disponer de una olla de buen diámetro y con tapa calculada en base a la cantidad de ingredientes, la cual se pondrá al fuego para calentar el aceite de oliva extra virgen en el que se sofreirán los muslos y contramuslos previamente sazonadas por completo con sal y pimienta.

Sobre las piezas de pollo se esparcirá la panceta dejando que al calentarse aporte su sabor, removiendo además para que igualmente se vaya dorando todo por igual. Los dientes de ajo sin pelar deben ser aplastados y luego de retirar la cascara se incorporarán a la olla.

Acto seguido se añaden los champiñones, el romero, tomillo y hoja de laurel, mezclando bien para que todo quede muy bien incorporado. Lo que sigue es regar con el brandy y de ser posible flambearlo. Esto se recomienda solo en caso de saber hacerlo, sino basta con calentar a fuego fuerte durante un par de minutos para que el alcohol se evapore.

Para finalizar toca agregar el caldo de pollo, la cantidad exacta va a depender de que cubra todas las piezas, se baja la intensidad del fuego dejándolo calentar hasta que llegue a hervir, para dejarlo cocinar a fuego bajo por unos 10 minutos aproximadamente sin tapar. Ese tiempo se aprovecha para cortar el perejil que será añadido para ahora sí taparlo cuidando de dejar una brecha para que salga un poco el vapor de 15 a 20 minutos.

 

Sopa cremosa de pollo y puerro

La sopa es un plato que no deja de prepararse en cualquier hogar sin importar la ocasión, y aquí os explicaremos como hacer una sopa cremosa de pollo y puerro, con una textura realmente especial, que seguro sorprenderá a los comensales.

Ingredientes:

  • Una pechuga de pollo
  • Dos puerros
  • Una zanahoria
  • Dos cebollas
  • Dos dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 250 ml. de nata para cocinar
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Granos de pimienta
  • Perejil fresco

Método de preparación:

En una olla lo suficientemente grande se coloca un litro y medio de agua en el que se añadirá el pollo, un puerro, la zanahoria, los dientes de ajo, una cebolla y los granos de pimienta, dejándola a fuego medio hasta que el caldo se reduzca y la pechuga esté cocida. En ese momento se sacará el pollo y continuará reduciendo un poco más el caldo.

Durante ese proceso, se montará a fuego bajo una sartén con un poco de aceite oliva extra virgen y la mantequilla para cuando esté caliente rehogar la cebolla y el puerro por aproximadamente unos ocho minutos. En ese punto se incorporará la harina, para remover constantemente por un rato más.

Se continúa añadiendo el caldo que ya estará reducido, para llevar el resultado a ebullición e incorporar la nata, poniendo atención en comprobar que quede ni muy líquida ni muy espesa la crema.

Por último queda desmenuzar el pollo poniendo únicamente una cuarta parte a la sopa; salpimentar y cocer a fuego medio durante diez minutos, para finalizar triturando todo y añadiendo el pollo restante y perejil picado.

Y listo, se tendrá una sopa fácil de preparar que complacerá los paladares de todos los de la casa, con ingredientes fáciles de conseguir.

Alcachofas rellenas de pollo y mojo picón

Las alcachofas rellenas de pollo y mojo picón son ideal para complacer a los invitados con un contorno totalmente diferente, fácil de preparar y relativamente económico:

Ingredientes:

  • Alcachofas (dos o tres por persona)
  • 200 gr de pechuga de pollo cortada en cubitos
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 frasco de mojo picón
  • 60 gr de queso rallado para gratinar
  • Aceite de oliva y Sal

Modo de preparación:

Se empieza limpiando muy bien las alcachofas (de las que se debe quitar las hojas exteriores, cortando las puntas y desechando las que estén en mal estado o feas) para ponerlas a cocer en agua por 15 minutos; una recomendación es adicionar un limón cortado en cuatro o en ruedas para que no se oxiden. Luego se escurren y dejan enfriar antes de poder rellenarlas.

Para el relleno:

Para cumplir este paso se debe picar finamente la cebolla y el pimiento; en una sartén se pone a calentar un chorrito de aceite de oliva para sofreír primero la cebolla, luego el pimiento rojo y por último los trocitos de pollo. Al tomar color, se incorpora una cucharada de mojo picón, para dar vueltas de manera que todo se mezcle bien.

Ya con el relleno listo y las alcachofas pre-cocidas (ya que se terminaran de cocinar en el horno) se procede, con el resultado anterior, a rellenar cada una de ellas y terminar cubriéndolas con queso rallado para gratinar. También se le puede agregar un poco más de mojo picón por encima.

El paso final es llevarlas al horno para gratinar durante unos minutos. Esto dependerá del gusto de cada quien pues lo que se quiere es que tomen color y se tuesten un poco. Lo maravilloso de esta receta es que el mojo va soltando su propio aceite, haciendo que las hojas de la alcachofa tomen el mismo jugo y todo su sabor.

 

Pollo en salsa de soja y sésamo

Si lo que se quiere es escapar de lo cotidiano y darle un toque diferente a la comida sin necesidad de que sea una ocasión especial, el pollo en salsa de soja y sésamo debe estar entre la lista de tus recetas favoritas.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 gr de pechuga de pollo
  • 250 ml de agua
  • 1 cebolla mediana
  • 150 gr de champiñones laminados frescos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 guindilla pasada por el mortero
  • Salsa de soja
  • 1 cda de tahini
  • Vinagre
  • Jengibre molido
  • Semillas de sésamo tostadas

Método de preparación:

El primer paso es cortar las pechugas en trozos pequeños, los cuales se saltean en un wok previamente colocado al fuego para calentar un poco de aceite hasta que el pollo esté ligeramente dorado y reservar.

Se continúa haciendo el mismo procedimiento con las verduras, solo que en este caso el salteo debe ser muy breve, con el fin de que no pierdan su textura ya que se quiere queden crujientes, de manera que un par de minutos es más que suficiente.

Ahora bien, el proceso continúa sustituyendo en la cocina el wok y para colocar en su lugar una cacerola con el agua, la salsa de soja, el azúcar, la guindilla, un chorrito de vinagre, el tahini y un poco de jengibre molido, cuidando de que todo quede perfectamente mezclado y se continua removiendo a fuego medio. Se podrá observar cómo poco a poco termina espesando y tomando un color oscuro, el punto exacto en el que se sabe que está listo es cuando se vea que no hay rastro de granos de azúcar. Es aquí donde se verifica el sabor para agregar o no más soja de ser necesario y retirar del fuego.

Para finalizar sólo queda saltear con esta salsa el pollo y las verduras; adicionar las semillas de sésamo previamente tostadas a fuego fuerte unos minutos, y servir de inmediato preferiblemente con un aromático arroz cocido como contorno.