Pechugas de pollo con miel y salsa de soya

Aprende a preparar una receta deliciosa para ti y tus invitados en menos tiempo de lo que imaginas; para preparar estas pechugas de pollo con miel y soya es necesario los siguientes ingredientes:

  • 4 pechugas enteras divididas en mitades, sin huesos, sin piel y sin grasa, alrededor 1 1/4 de kilo
  • 1 limón.
  • 2 tazas de agua.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 6 cucharaditas de aceite.
  • 2 cucharadas de escalonia picada.
  • 1/2 taza de cebolla picadita.
  • 2 dientes de ajo machacados.
  • 10 o 12 ruedas de jengibre pelado y lavado.
  • 3 cucharadas de maicena.
  • 3 cucharadas de salsa de soya.
  • 5 cucharadas de miel de abeja.
  • 10 a 12 gramos de pimienta machacada.
  • 2 cucharadas de cognac.
  • 1/2 cucharadita de pimentón rojo seco y molido.
  • 1 cucharada de jugo de limón.
  • 1 cucharadita de corteza de naranja rallada.

Preparación:

Se limpian bien las pechugas. Se les eliminan los huesos, la piel y el exceso de grasa. Se frotan con limón. Se enjuagan bien. Se ponen en una olla al fuego con el agua y la sal. Se llevan a hervir y se cocinan hasta ablandar un poco, unos 10 minutos aproximadamente. Se retiran del fuego. se cuelan y se dejan separadamente aparte, el agua y las pechugas al enfriar.

En una olla pesada se pone el aceite a calentar. Se agregan la escalonia, la cebolla, el ajo, el jengibre y se cocina hasta marchitar, aproximadamente unos 4 minutos.

En un envase se mezclan el agua donde se cocinaron las pechugas, unas dos tazas y la maicena se agregan a la olla. Se pone a fuego mediano. Se agregan también la salsa de soya, la miel, la pimienta, el cognac, el pimentón molido, el jugo de limón y la corteza de naranja rallada y, a fuego mediano, se cocina hasta espesar y formar una salsa con consistencia de jarabe esto puede ocurrir entre 8 y 10 minutos aproximadamente.

Se ponen las pechugas en una olla pequeña. Se cubren con la salsa. Se dejan enfriar. Se meten en la nevera y se dejan macerando hasta el día siguiente.

Al día siguiente se sacan y se ponen aparte sin la salsa. A continuación se calienta la salsa un poco para luego licuarla, se cuela a través de un colador de alambre apretando los sólidos contra las paredes del colador. Se vuelve la salsa a la olla limpia, se agregan las pechugas y, a fuego mediano, estas se llevan a hervir y se cocinan hasta calentar, todo esto ocurrira en aproximadamente unos 10 o 12 minutos.

Esta receta es muy sencilla de preparar y te dará como resultado un plato que deleitara las papilas gustativas de tu persona y tus otros 5 acompañantes, la miel y la salsa de soya combinados le da un sabor exquisito  a las pechugas de pollo, puede servir este platillo en ocasiones especiales o para sorprender a sus comensales con una explosión de sabor y dar a conocer sus habilidades de cocina.

¡¡Buen provecho!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: