Alitas de pollo al jengibre y miel

Si te encuentras en temporada de invierno en casa y por cuestiones de lluvias no quieres salir a comer a la calle, tengo una receta ideal y además muy buena para la salud. Esta receta la puedes preparar fácilmente sin ayuda de nadie. También sus ingredientes tienen doble función, porque algunos de ellos tienen propiedades que ayudan a combatir enfermedades como el resfriado y además los puedes consumir en una exquisita receta.

El jengibre junto con la miel y el limón son un tridente perfecto para que no te enfermes y puedas mejorar el nivel de defensas de tu cuerpo.

Los beneficios de estos ingredientes ayudan a reducir el nivel del colesterol, a bajar de peso, a una buena digestión, tratar la tos y prevenir problemas cardiovasculares.

 

Una vez conocido un poco más a profundidad los ingredientes damos paso a conocer la receta de alitas de pollo al jengibre y miel

 

Ingredientes:

  • 1,5 kg de alitas de pollo (frescas y limpias).
  • 500 ml de miel (preferiblemente de abejas frescas).
  • 200 ml de zumo de limón, y también podemos añadirle un cucharadita de ralladura de limón para concentrar sabor.
  • 3 cucharadas de aceite, indiferentemente puede ser de girasoles, de oliva entre otros.
  • 3 trozos de jengibre frescos.
  • 200g de ajo picado.
  • 200ml de salsa de soja.
  • 2 cebollas medianas y frescas.
  • Sal y pimienta negra al gusto.

 

Ahora bien, conociendo los ingredientes para nuestra receta, que son muy familiares y además son saludables para nuestra salud damos paso a la elaboración, que es súper sencilla.

 

Preparación:

Para elaborar el aderezo lo primero que debemos hacer es añadir en un bol la miel, la salsa de soja, el aceite, los trozos de jengibre (el jengibre debemos de pelarlo y rallarlo para añadirlo a la mezcla), los 200g de ajo picado, una cucharadita de sal y otra de pimienta negra y finalmente añadiremos la cebolla (las 2 cebollas tenemos que picarlas en trocitos).

Una vez listo los ingredientes pasamos a mezclar todo junto en un bol, para que se concentre el sabor. Luego sacamos a parte un poquito de este aderezo para usar luego.

Después en una bolsa pasamos a añadir el aderezo y las alitas de pollo. Este es un proceso fundamental ya que debemos observsar que la bolsa no le quede algún agujero por donde pueda escapar el aderezo, o entrar aire, de igual modo masajeamos bien para que se distribuya todo el aderezo y se concentre bien con las alitas. Este proceso lo aplicaremos durante unos 5 minutos, y por ultimo lo dejamos de un día para otro en la nevera para que el sabor sea otro, más concentrado y con un gusto exquisito.

Al día siguiente sacamos nuestras alitas y las echaremos en un molde, las dejamos por 30 minutos para que baje su temperatura. Pasado los 30 minutos pre-calentaremos el horno a unos 200° C  y las colocaremos con todo el aderezo untado por ambas partes durante unos 45 minutos (como consejo es preferible que las envolvamos por arriba con papel aluminio para que sea una mejor cocción). Pasado los 45 minutos debemos observar la textura que poseen las alitas. Si ya tienen un color papelón y la miel está caramelizada totalmente pasamos a retíralas del horno (en caso de que su horno sea de poca intensidad las puede dejar otros 15 minutos para que su cocción dore más).

Finalmente añadiremos el otro poquito de salsa que nos crea conveniente en un sartén y la herviremos a fuego medio, hasta que llegue a espesor, después de esto pasamos a untárselo a las alitas por arriba con un instrumento adecuado a tu preferencia y.. ¡¡¡listas nuestras alitas para consumir!!!

Las podemos acompañar con unas buenas papas al vapor y la ensalada que más te guste.

¡BUEN PROVECHO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: